• Linfoma, una enfermedad que no puede esperar

    NUEVA EPS se suma a la conmemoración del Día Mundial del Linfoma, iniciativa que nace de la Red Mundial de Pacientes de esta patología y que busca el fortalecimiento de acciones y políticas que favorezcan el tratamiento y campañas de prevención. 

    Es por ello que cada año, el 15 de septiembre, se pretende despertar conciencia frente a las repercusiones que ocasionan los linfomas sobre la vida de los pacientes y lograr así promover prácticas que faciliten su diagnóstico temprano y oportuno. 

    ¿Qué es? 

    Se trata de un tipo de cáncer del sistema linfático, el cual hace parte de un complejo sistema del cuerpo humano encargado en combatir los gérmenes. Está comprendido por los ganglios linfáticos (glándulas linfáticas), el bazo, el timo y la médula ósea. El linfoma puede afectar todas esas zonas, así como otros órganos del cuerpo. 

    Pese a que existen diversos tipos de linfoma los más recientes avances médicos se han encargado de catalogarlos en los siguientes subtipos: el primero es el Linfoma de Hodgkin, al que antes se le conocía como enfermedad de Hodgkin. En el otro segmento se encuentra el Linfoma no hodgkiniano y la distinción radica, entre otras cosas, por la rapidez en el crecimiento y este último subgrupo es el más común de todos. 

    Este tipo de cáncer tiene una particularidad debido a que aparece en la sangre y provoca una proliferación anormal de células malignas, en particular, de un tipo llamado linfocitos que son los encargados de actuar contra las infecciones.  

    Aunque la ciencia no ha logrado determinar con certeza, hay investigaciones que indican que cuando un glóbulo blanco que combate enfermedades llamado linfocito padece una alteración genética, da lugar a la patología. Dicha mutación envía la información a la célula para que inicie un proceso de multiplicación a un ritmo acelerado y es entonces cómo se crean muchos linfocitos enfermos.  

    La mutación también permite que las células sigan viviendo cuando otras células normales morirían. Esto produce demasiados linfocitos enfermos e ineficaces en los ganglios linfáticos y hace que los ganglios linfáticos, el bazo y el hígado se hinchen. 

    Acerca de la enfermedad 

    • Se estima que cada 90 segundos se diagnostica a una persona en el mundo con esta patología y al año ocasiona por lo menos unas 200 mil muertes. 
    • Se estima que es un cáncer de los más tratables. 
    • Más o menos el 50 por ciento de los diagnosticados con linfoma no Hodgkin pueden tener un muy buen resultado, incluso la cura del linfoma. 
    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.