“El 90% de pacientes con hipertensión no conoce la causa de su condición”: Clínica del Occidente

La mayoría de las personas desconocen que el estrés, la mala alimentación o antecedentes familiares son algunas de las causas de la hipertensión, por eso la Clínica del Occidente considera que trabajar en la prevención a través de controles periódicos, es una necesidad indispensable para mejorar la salud de los colombianos.

Según el doctor Juan Carlos Hernández médico internista, intensivista y neumólogo de la Clínica del Occidente, “cuando un paciente llega a urgencias con un cuadro alto de hipertensión es porque no se realizó los controles constantes, pero afirma que los colombianos cada vez están más interesados en realizarse un chequeo”.

De acuerdo con el más reciente informe de la Cuenta de Alto Costo (organismo técnico adscrito al sistema de salud donde las EPS comparten información sobre tratamientos de enfermedades) la hipertensión arterial afecta a 3’713.000 personas en el país y el 69,1% de los casos que se presentan afectan a hombres y mujeres entre los 50 y los 75 años.

Anualmente, según los datos recogidos, en los hospitales del país se atienden 317.938 casos de hipertensión arterial. La regiones más afectadas por la enfermedad son el eje cafetero (12%), Bolívar (10%) y Antioquia (9,4%). El estudio también registró que la hipertensión es más frecuente en mujeres, afrodescendientes y pacientes con obesidad.

Para el doctor Hernández la hipertensión arterial es una condición que, aunque no tiene una sintomatología clara, se puede detectar a tiempo si hay un monitoreo constante de la presión y la tensión. “Los pacientes hipertensos no presentan síntomas pero es importante analizar, durante los chequeos médicos, si hay antecedentes familiares y en tal caso el control debe ser más estricto y las cifras tensionales son fundamentales para determinar el riesgo de padecer de la enfermedad”, afirma el doctor Hernández.

De acuerdo con los expertos de la Clínica del Occidente, los pacientes que consultan por hipertensión, en la mayoría de ellos, desconocen el padecimiento de la enfermedad y solo cuando son diagnosticados asumen mejores comportamientos frente a su salud.

Una tensión arterial correcta no debe sobrepasar los 120/80. “Normalmente una hipertensión se puede diagnosticar en un control médico regular. Cuando una persona llega a urgencias para ser atendida por tensión alta, puede tener síntomas como dolor en pecho, adormecimiento o alteraciones de la visión. En este punto la detección puede ser muy tardía”, explica el doctor Hernández.

Otro tipo de síntomas que produce la hipertensión alta son: dolor de cabeza; sonidos en los oídos como especies de pitos; visión borrosa y falla en la audición. Estos síntomas indican que debe darse un tratamiento rápido.

En casos más extremos la hipertensión puede ocasionar daños irreversibles en órganos como el corazón, el cerebro y los riñones. “Los riñones son quizás los órganos más afectados con la hipertensión porque, en ocasiones, problemas en los riñones son los que producen la misma enfermedad”, añade el doctor Hernández.

¿Qué ocasiona la hipertensión?

Los antecedentes familiares son otro de los motivos más frecuentes de hipertensión arterial. “Pacientes que tienen tíos, abuelos o padres que han sufrido de esta enfermedad deben ser más rigurosos con los cuidados porque son más propensos”, afirma el Dr. Hernández.

Otras causas son los malos hábitos alimenticios, el estrés y la alta ingesta de sal que afecta los riñones porque produce retención de líquidos, por eso la principal recomendación de los médicos de la Clínica del Occidente es la prevenir.

El doctor Hernández agrega: “la hipertensión no tiene una causa fija y en el 90% de los casos los pacientes no saben qué les ocasionó la enfermedad  y solo en un 10% de los pacientes, especialmente jóvenes, se detecta una causa secundaria como afectaciones en los riñones”.

¿Qué hacer para evitarla?

No exceder el consumo de sal, una nutrición adecuada y evitar los episodios de estrés, son algunos de los pasos más importantes para evitar la hipertensión arterial. Para quienes ya han sido diagnosticados los controles deben ser más rigurosos, así como la dieta”, añade el Doctor Hernández. Realizar buenos ejercicios es fundamental para evitar la enfermedad y sus síntomas. 

Compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *