• Defensor del Pueblo rechaza eventual financiación de grupos armados

    El Defensor del Pueblo le hizo un llamado contundente al presidente de Colombia, Gustavo Petro, quien, días atrás, en mensaje enviado desde el departamento de Arauca, aseguró que «el Estado se compromete a poner la plata y el grupo armado se compromete a que el fusil se oxide».

    Está iniciativa para el defensor del pueblo, Carlos Camargo, no es viable, ya que el bolsillo de los colombianos no debe ser la chequera de las estructuras al margen de la ley.

    “No puede ser el Estado el que financie a grupos armados ilegales, y mucho menos si no han terminado y desarrollado un buen proceso de paz. Insistimos en nuestro llamado a que la vida humana no tiene valor pecuniario, la libertad de las personas no puede ser mercantilizada, el derecho a la vida de los seres humanos es innegociable”, explicó Camargo.

    Además, para el defensor, con la idea del presidente se aceptaría la propuesta del ELN y su líder, Antonio García, de buscar financiación para cesar el secuestro de personas lo cual tendría una nefasta repercusión para las bases de la Constitución de 1991 porque el respeto a los derechos humanos quedaría invalidado.

    Por tal razón, llama al jefe de Estado a tener una postura ajustada al respeto por los derechos humanos, como condición básica para el acceso a una negociación, sin que sea mercantilizada la libertad individual de los seres humanos.

    “El bolsillo de los colombianos no debe ser la chequera de las estructuras armadas al margen de la ley. Además, reducir la libertad a una transacción y aceptarlo sería anular el respeto por la dignidad humana”, afirmó el defensor.

    Cabe mencionar que la Defensoría reportó que hubo un incrementó en los secuestros en el territorio nacional, a la fecha las cifras superan un aumento exponencial de más del 90% en relación con años anteriores. Es decir, más del doble de lo registrado en el comparativo.

    “Ello sucede porque al convertirse en una moneda de negociación, entre más grave sea la amenaza, más alto es el precio por devolverle a la libertad a quien está en cautiverio. Lo mínimo que le pido como Defensor del Pueblo, en nombre de los colombianos, presidente Petro, es que como Gobierno Nacional tenga una postura clara e inamovible», puntualizó Carlos Camargo.

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *