• Alimentos prebióticos, la nueva tendencia del mercado para fortalecer el cuerpo

    Para mantener una vida saludable es necesario tener un sistema inmunológico fortalecido. Los prebióticos ayudan al buen funcionamiento digestivo incrementando la absorción de nutrientes y mejorando nuestras defensas.

    Los prebióticos ayudan a la digestión y protegen el sistema intestinal de las personas. Además, evitan enfermedades infecciosas o alérgicas.

    En tiempos de pandemia es importante mantener las defensas fuertes para evitar resfriados y otro tipo de dolencias que pongan en riesgo la salud e incrementen el riesgo de contagio. Una forma de hacerlo es mantener un sistema digestivo saludable y protegido con la ingesta de prebióticos y probióticos adecuada. Por eso, expertos recomiendan incluir estos componentes en la dieta diaria de las personas para así prevenir y preparar el cuerpo ante un eventual contacto con el virus.

    Esta tendencia de alimentación enfocada en la salud digestiva viene en incremento. De hecho, entre 2015 y 2019 creció un 23% la creación y lanzamiento de este tipo de productos en el mercado. Dentro de estas alternativas se encuentran los alimentos con probióticos, organismos vivos que administrados en dosis  específicas, ayudan al desarrollo de bacterias benéficas, especialmente aquellas  afectadas por antibióticos, viajes y mala  alimentación.

    Sin embargo, los prebióticos son otros ingredientes de los cuales no se conoce mucho y resultan muy positivos para la salud humana. Estos sustratos nutren las bacterias buenas del sistema digestivo para proteger la flora intestinal. “Para mantener una buena salud y un sistema inmunológico protegido, es clave proteger nuestro sistema digestivo. Mucho se habla sobre la relación del buen funcionamiento del intestino con la buena salud mental de las personas. Por eso es necesario la utilización de prebióticos en la dieta diaria”, afirma Sandra Quintero de BASF.

    Para mejorar la nutrición es necesario tener una buena salud digestiva. En Colombia, uno de cada diez niños entre 0 y 5 años sufre de desnutrición crónica, según cifras de la ENSIN 2015 (Encuesta Nacional de Situación Nutricional).  Es por esto que resulta oportuno incluir prebióticos en la dieta de los más pequeños, ya que ayudan a la  absorción de nutrientes en el estómago y como protectores del sistema intestinal. Siendo así, estos sustratos son aliados de la nutrición y prevención de enfermedades.

    Es importante resaltar el desarrollo de patentes como el Prebilac 2’FL (2‘-Fucosilactosa) es la única estructura molecular idéntica a la encontrada en la leche materna. Prebilac 2’FL  elaborado por la multinacional BASF, permite que pueda ser aplicado en un amplio rango de alimentos y suplementos para todas las personas de todas las edades. Este producto promueve el crecimiento de bacterias positivas como bifidobacteria,  lactobacilos y bloqueando el crecimiento de patógenos en la microbiota intestinal que contribuyen a reducir infecciones. De esta forma se previenen enfermedades inflamatorias y alérgicas, y síndromes como el síndrome de colon irritable. 

    “BASF es la única compañía en el mundo que tiene la patente de prebióticos 2FL para adultos. Estamos comprometidos con la salud. Sabemos que con suplementos como el  Prebilac 2’FL prevenimos enfermedades y protegemos el sistema digestivo de las personas”, dice Quintero.

    Recientes investigaciones han demostrado que tomar prebióticos tienen múltiples funcionalidades, entre ellas: ayuda al crecimiento de bacterias benéficas para el organismo, evita el desarrollo de la bacteria campylobacter que produce trastornos digestivos, protege el sistema inmunológico y el buen manejo del sistema intestinal en el cuerpo.

    Hoy en día, los consumidores cada vez son más conscientes de la importancia de la salud digestiva y su impacto en el resto del cuerpo. La buena alimentación y el uso de suplementos alimenticios como los prebióticos son una herramienta fundamental para que las personas sean más saludables y prevengan cualquier tipo de enfermedades.

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *