• Vacunación, clave para controlar el sarampión en Colombia

    El sarampión es una enfermedad infecciosa causada por un virus que se caracteriza por ser muy contagioso debido a que es capaz de sobrevivir en el aire y las superficies, y se transmite por medio de la tos, el estornudo y las secreciones generales de quien lo haya contraído. Pese a que su transmisión es muy rápida, la vacuna contra esta enfermedad ha permitido disminuir su peligrosidad y, según cifras de la OMS, evitó la muerte de 20,4 millones de personas entre el 2000 y el 2017.

    En los últimos meses el sarampión ha tenido brotes importantes a nivel mundial. Aunque el virus fue erradicado de Colombia desde hace ya varios años, según el Instituto Nacional de Salud (INS), entre marzo y abril de este año, se han confirmado 19 casos en nuestro país, de los cuales 14 fueron importados y 5 corresponden a residentes venezolanos. De acuerdo con el reporte del INS, el 79% de los casos se presentaron en hombres, y el 21% en mujeres. A su vez, 8 ha afectado a niños menores de un año, 7 a niños entre uno y siete años, 1 a un niño que tiene entre cinco y nueve años, y los restantes tres, a jóvenes entre los 20 y 29 años. Las ciudades que se han visto afectadas son Cúcuta, Cartagena, Medellín y Popayán, y los municipios de San Onofre, Santa Rosa, Codazzi y Arjona.

    Por esta razón, es fundamental conocer los síntomas para poder identificarlos a tiempo. “Los pacientes enfermos de sarampión presentan un cuadro de fiebre persistente y de brote que inicia en regadera, es decir, desde la cara, pasando por los brazos y las piernas. A veces puede haber irritación ocular y lesiones en la boca, las plantas de los pies o las palmas de las manos”, advierte Karloc Contreras, director de Líneas de Salud y ARL de AXA COLPATRIA. Destaca la importancia de acudir de inmediato a un centro médico, en especial cuando quien presenta los síntomas es un adulto mayor o un niño.

    La vacunación contra el sarampión en Colombia se aplica a los bebés a los 12 meses, con un refuerzo al cumplir los cinco años con la vacuna llamada triple viral que protege contra la rubeola, las paperas y el sarampión y que se encuentra en el esquema nacional de vacunación. También es aplicada a los niños hasta los 10 años, 11 meses y 29 días.  Los mayores de 11 años se deben vacunar con bivalente (sarampión, rubéola).Riesgos de no vacunarse:

    El sarampión puede llegar a ser letal en algunos casos. “El mayor riesgo es para los menores de cinco años que no han recibido las vacunas, para los adultos mayores, mujeres embarazadas, personas desnutridas o inmunosuprimidas”, explica Karloc Contreras. Adicionalmente, la enfermedad puede tener complicaciones como neumonía, infecciones en el oído, diarrea y encefalitis que pueden llevar a la muerte. Todas las Secretarías de Salud del país y los centros de vacunación de salud privada como el nuestro, adelantan jornadas de vacunación de la triple viral (sarampión, paperas y rubeola) en diferentes ciudades y municipios de manera gratuita. Explica el director de Líneas de Salud y ARL de AXA COLPATRIA.  Además, el control por parte del Estado debe ser muy riguroso, puesto que un solo caso de contagio sin identificar puede hacer que la enfermedad se propague rápidamente.

    “Es por eso que AXA COLPATRIA, recomienda a la población, mantener al día el esquema de vacunación , de acuerdo con la edad, y aconseja acudir a los puestos más cercanos. La vacunación sistemática de los niños y la pronta detección del sarampión combinadas con campañas de inmunización, son estrategias de salud pública indispensables para reducir la mortalidad por esta causa y es una responsabilidad conjunta que padres, funcionarios estatales y médicos deben compartir.

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *