• Trump llega a Nueva York para su histórica comparecencia este martes

    Un jurado investigador acusó a Donald Trump en el caso que se le sigue en Nueva York por supuestos pagos a cambio del silencio de la actriz de cine para adultos Stormy Daniels, con quien habría mantenido una aventura extramatrimonial, algo que él siempre ha negado.

    CNN / Esta es la primera vez en la historia de Estados Unidos que un presidente en funciones o expresidente enfrentará cargos penales.

    Se espera que Trump comparezca este martes para su lectura de cargos, le dijeron a CNN varias fuentes.

    La acusación se presentó sellada y se compartirá en los próximos días. Los cargos no se conocen públicamente en este momento, le dijo una fuente a CNN.

    Sin embargo, dos personas relacionadas con el caso revelaron que Trump enfrenta más de 30 cargos relacionados a fraude comercial en la acusación del jurado investigador.

    Es probable que Trump comparezca ante un tribunal a principios de la próxima semana, según su abogado defensor Joe Tacopina.

    La oficina del fiscal del distrito de Manhattan ha investigado al expresidente en relación con su presunto papel en un esquema para silenciar a Daniels, antes de las elecciones presidenciales de 2016. Esta entidad se comunicará con los abogados de Trump para discutir su entrega de cara a enfrentar una lectura de cargos.

    La respuesta de Trump
    La decisión del jurado investigador seguramente tendrá repercusiones en todo el país, empujando al sistema político de Estados Unidos a aguas desconocidas, pues nunca ha visto a uno de sus expresidentes enfrentarse a cargos penales, y mucho menos mientras se postula nuevamente para aspirar a la Casa Blanca.

    Trump respondió a la acusación con un comunicado en el que empezó diciendo: «Esta es una persecución política y una interferencia electoral al más alto nivel en la historia».

    «Creo que esta cacería de brujas será contraproducente para Joe Biden”, aseveró. “El pueblo estadounidense se da cuenta exactamente de lo que los demócratas de izquierda radical están haciendo aquí. Todo el mundo puede verlo. Entonces, nuestro Movimiento y nuestro partido, unidos y fuertes, primero derrotaremos a Alvin Bragg, y luego derrotaremos a Joe Biden, y vamos a sacar a todos estos demócratas torcidos de sus cargos para que podamos ¡HACER A ESTADOS GRANDE OTRA VEZ!».

    La abogada de Trump, Alina Habba, dijo en un comunicado que Trump “es víctima de una versión corrupta y distorsionada del sistema de justicia y la historia de Estados Unidos. Él será reivindicado”.

    En su respuesta, Trump también hizo un recuento sobre sus investigaciones: «Lo recuerdan como yo: Rusia, Rusia, Rusia; el engaño de Mueller; Ucrania, Ucrania, Ucrania; Engaño de juicio político 1; Engaño de juicio político 2; el allanamiento ilegal e inconstitucional de Mar-a-Lago; y ahora esto».

    Con frecuencia, Trump ha calificado las diversas investigaciones que lo rodean como una «cacería de brujas», con la intención de influir en la opinión pública al presentarse como víctima de lo que, según él, son investigaciones políticas dirigidas por fiscales demócratas.

    trump jurado

    De hecho, a medida que se acercaba la acusación, Trump instó a sus seguidores a protestar por su arresto, haciendo eco de sus llamados después de las elecciones de 2020 cuando intentó revertir su derrota ante el presidente Joe Biden.

    Trump evadió durante mucho tiempo las consecuencias legales en su vida personal, profesional y política. Ha resuelto con acuerdos una serie de demandas civiles privadas a lo largo de los años y se salvó de las disputas relacionadas con la Organización Trump, su empresa homónima. Como presidente, fue acusado dos veces por la Cámara de Representantes liderada por los demócratas, pero evitó la condena del Senado.

    En diciembre, condenaron a la Organización Trump por múltiples cargos de fraude fiscal, aunque no acusaron al propio Trump en ese caso.

    Acusación tomó por sorpresa a Trump
    A Trump lo tomó por sorpresa la decisión del jurado investigador de acusarlo, según una persona que habló directamente con él. Sin embargo, añadió la fuente, el expresidente ya había empezado a preparar la respuesta que luego se conoció.

    ¿Puede Trump ser candidato a presidente si lo condenan por un crimen?
    Aunque el exmandatario esperaba una acusación la semana pasada, comenzó a creer en los informes de noticias de que esa posible decisión se demoraría semanas o más.

    “¿Es esto un shock hoy? Demonios, sí”, dijo la persona, hablando bajo condición de anonimato mientras el equipo de Trump evalúa su respuesta.

    La acción legal contra Trump lleva la campaña presidencial de 2024 a una nueva etapa, en la que el exmandatario prometió seguir adelante ante los cargos penales.

    ¿En qué consiste el caso por el que acusan a Trump?

    El caso gira en torno a si Trump encubrió ilegalmente un pago de US$ 130.000 que realizó su exabogado, Michael Cohen, a Daniels para que ella no revelara una supuesta relación anterior en el período previo a las elecciones de 2016. El episodio podría representar potencialmente una infracción de la ley de financiación de campañas. Trump dice que no hizo nada malo y ha negado haber tenido una aventura con Daniels.

    Las claves sobre la investigación del papel de Trump en supuestos pagos por silencio
    La investigación del fiscal de distrito de Manhattan Alvin Bragg comenzó con su predecesor, Cy Vance, cuando Trump todavía estaba en la Casa Blanca. El pago realizado a Daniels y el posterior reembolso de la Organización Trump a Cohen están en el centro del caso.

    Según documentos judiciales, los ejecutivos de Trump Org. le autorizaron pagos por un total de US$ 420.000 para cubrir su desembolso original de US$ 130.000 y obligaciones tributarias, y lo recompensaron con una bonificación.

    La investigación del fiscal de distrito de Manhattan se ha cernido sobre Trump desde su presidencia, y es solo una de varias investigaciones que enfrenta el expresidente en su tercera candidatura a la Casa Blanca.

    Los pagos de dinero a cambio de silencio no son ilegales. Los fiscales sopesaron si acusar a Trump de falsificar los registros comerciales de la Organización Trump por cómo reflejó el reembolso del pago a Cohen, quien dijo que le adelantó el dinero a Daniels. La falsificación de registros comerciales es un delito menor en Nueva York.

    La Organización Trump anotó los reembolsos como un gasto legal en sus libros internos. Trump ha negado previamente tener conocimiento del pago.

    Republicanos rechazan la decisión
    Los aliados republicanos de Trump — así como sus rivales para la candidatura del partido en 2024 — condenaron a la oficina del fiscal de distrito de Manhattan por la inminente acusación, y el presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, prometió comenzar una investigación sobre el asunto.

    Los republicanos del Congreso se unieron rápidamente en defensa de Trump, atacando al fiscal Bragg en Twitter y acusándolo de una cacería de brujas política.

    “Indignante”, tuiteó el presidente del Poder Judicial de la Cámara de Representantes, Jim Jordan, de Ohio, presidente de una comisión republicana que exigió que Bragg testifique ante el Congreso sobre la investigación de Trump.

    El senador Ted Cruz, republicano de Texas, calificó la acusación como “completamente sin precedentes” y dijo que es “una escalada catastrófica en el uso del sistema de justicia como arma”.

    Pero al menos un republicano moderado le dijo a CNN que confiaba en el sistema legal.

    “Creo en el estado de derecho. Creo que tenemos controles y equilibrios y confío en el sistema”, dijo el representante Don Bacon de Nebraska.

    “Tenemos un juez. Tenemos jurados. Hay apelaciones. Así que creo que al final se hará justicia. Si es culpable, eso se mostrará. Pero si no, creo que eso también se revelará”, dijo Bacon a CNN.

    La oficina de Bragg señaló recientemente, a principios de marzo, que estaban cerca de presentar cargos contra Trump después de invitar al expresidente a testificar ante el jurado investigador a cargo del caso por los supuestos pagos por silencio.

    Los posibles acusados ​​en Nueva York están obligados por ley a ser notificados e invitados a comparecer ante un jurado investigador para evaluar los cargos. Pero Trump finalmente se negó a testificar ante el panel.

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *