• Ni rajan ni prestan el hacha