Sigue el debate en Colombia: Gobierno de Petro llevará Informe Final de la Comisión de la Verdad a las aulas

La decisión del gobierno entrante de Gustavo Petro de llevar a las aulas de clase para su análisis y discusión el Informe Final de la Comisión de la Verdad desató la furia de sectores de derecha que cuestionaron la decisión, al considerarla una suerte de adoctrinamiento de la izquierda.

Alejandro Gaviria – Ministro de Educación designado.


Fuente ANSA / Alejandro Gaviria, el designado ministro de Educación, avisó que a partir del 12 de agosto, una semana después de que Petro ascienda al poder, el Informe Final llegará a colegios y escuelas que quieran tenerlo para su debate.

«Conocer nuestro pasado, hurgar en nuestras historias, incluso en las mas problemáticas, enfrentar las verdades incómodas es fundamental para la reconciliación de nuestro país.

Este 12 de agosto las escuelas de nuestro país recibieran el legado de la Comisión de la Verdad», manifestó Gaviria en un video difundido en redes sociales.

La respuesta no se hizo esperar. La senadora del opositor partido de derecha el Centro Democrático, Paloma Valencia, emprendió una batalla desde la virtualidad contra esta propuesta, en lo que parece ser la muestra del tono que tendrá la oposición al gobierno que asumirá en una semana.

«Eso es un abuso, esto no puede ser una dictadura, los valores políticos de los niños corresponden a sus padres y ni el Estado ni el Ministro, ni el mismísimo Petro pueden venir a adoctrinar a los niños colombianos», expresó Valencia.

Vestida de azul, sobre un fondo azul y con su nombre en blanco y con letras grandes, la senadora, que parecía estar en campaña política, aseguró que presentará las acciones legales necesarias para que «esto no ocurra».

Argumentó que «esto representa una amenaza a la familia, a los colombianos y lo que es mas grave a la verdad que todos conocemos. Si quieren enseñarle su verdad a los niños izquierdistas que lo hagan con su plata y no con la de todos los colombianos», afirmó la legisladora.

Valencia recordó en su video y luego en una cadena de mensaje en Twitter que ella representa al país que le «dijimos no en las urnas a ese acuerdo» de paz con las FARC y reafirmó su rechazo a las «instituciones politizadas» creadas a partir de la negociación de paz.

La Comisión de la Verdad fue concebida como un organismo encargado de recopilar la mayor cantidad de información para dar cuenta de lo ocurrido en medio siglo de confrontación armada.

El resultado final fue un documento basado en testimonios de miles de personas que fueron víctimas de todos los sectores en disputa y en el que queda claro que fueron los ciudadanos que llevaron la carga de las violencias desatadas por guerrilleros, paramilitares y agentes del Estado.

Valencia y sectores de derecha a los que ella representa admiten que hubo actos ilegales cometidos por militares y policías, pero insisten en que se trató de individuos que tomaron el camino incorrecto, razón por la cual no es posible juzgar en una misma bolsa a los uniformados, que representan la «institucionalidad», con rebeldes o ultraderechistas.

En los últimos meses, los colombianos han sido testigos de las revelaciones hechas por jefes guerrilleros de las FARC admitiendo el haber usado el secuestro y la muerte como armas políticas para sus fines.

Pero también han escuchado a decenas de militares arrepentidos por el homicidio de civiles a quienes hacían pasar por supuestos guerrilleros y presentados como «bajas en combate» para simular en cifras una guerra que no era cierta y que en Colombia se conocen como «falsos positivos».

Esas declaraciones se dieron tanto en la Comisión de la Verdad, que las incluyó en sus relatos, como en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), el Tribunal que se encargará de juzgar los crímenes de guerra y de lesa humanidad.

El gobierno de Iván Duque, que concluye el próximo 7 de agosto y cuyo partido es el Centro Democrático, intentó sin fortuna reformar los organismos creados en el acuerdo de paz, entre ellos la JEP.

El presidente de ese Tribunal, magistrado Eduardo Cifuentes, consideró hoy que es importante «convocar a un debate de educar a los niños y niñas y jóvenes con una conciencia crítica de apoyo a la paz y reconocer qué pasó en Colombia».

Para el magistrado, el estudio del Informe Final no debe ser complaciente, por el contrario crítico, pero debe llevar a una «examen colectivo» de lo que le ocurrió a la sociedad colombiana en las últimas décadas.

«Llega un momento en la vida, en la historia de un país, de reflexionar sobre sí mismo, de preguntarse qué pasó, por qué la violencia ha imperado con tanta fuerza e intensidad en muchos territorios del país, ha afectado tantas familias, ha distorsionado el destino colectivo», reflexionó.

El entrante Presidente ha manifestado que uno de los eje de su gobierno será la «paz total».

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.