• Roedores, una plaga que invade las calles de Nueva York en Estados Unidos

    La ciudad de Nueva York en Estados Unidos o también conocida como la capital del mundo, afronta una plaga de ratas preocupante que, al paso de la pandemia, también se agudiza por la mala disposición de residuos.

    De acuerdo con autoridades locales, el avistamiento de roedores ha aumentado un 71% en lo corrido del año, con un récord de 21.500 llamadas recogidas entre las líneas de emergencia y los registros de las autoridades, donde se reporta la presencia de estos animales en las calles.

    Esta cifra, según explicó a medios de comunicación local, Shaun Abreu, uno de los concejales de la ciudad, es preocupante para los entes gubernamentales por ser un problema evidente y que ha tomado enorme proporción.

    Y es que, la ciudad de Nueva York ocupa el no honroso segundo lugar entre las ciudades con más ratas en el país, superada por la ciudad de Chicago, que lleva ocho años consecutivos en el primer lugar, según la lista publicada recientemente por la empresa de control de plagas, Orkin.

    Es así como, desde el departamento de Sanidad de Nueva York, su comisionada Jessica Tisch, acompañada del alcalde de la ciudad, Eric Adams, anunció varias medidas para enfrentar el problema. Lo primero es ajustar los tiempos en que las bolsas de basura están apiladas en las aceras.

    De acuerdo con Tisch, los ciudadanos deberán sacar la basura después de las 8:00 p.m con el fin de disminuir la creciente plaga. Sin embargo, la misma comisionada señaló que se avanza en un plan que regirá a partir del próximo 1 de abril y donde se solicitará a los habitantes que saquen la basura a partir de las 6:00 p.m. y la depositen en los contenedores sellados dispuestos por la ciudad.

    Además, los ciudadanos y comerciantes deberán tener en cuenta la hora límite en la noche para arrojar la basura en dichos contenedores, que está fijada como máximo para las 12:00 p.m.

    Con estas medidas, dijo la comisionada de Saneamiento, se busca “clausurar el banquete que las ratas disfrutan toda la noche”, haciendo alusición a la mala disposición de residuos en la ciudad.

    Por su parte, el alcalde Eric Adams reiteró que trabajará para mantener limpia la ciudad y sacar a las ratas, pues según dijo, «las ratas no tienen cabida en la ciudad».

    “Hoy decimos que ya es suficiente y realizamos un cambio que debería haberse producido hace varias generaciones y que tendrá un impacto real en la limpieza de nuestras calles”.

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *