• Para cumplir el Acuerdo de Paz de 2016 hay que cambiar normas, incluidas las que permitan acelerar la Reforma Agraria: presidente Petro

    “Los que me critican sí se reeligieron.  Yo no quiero reelegirme”, enfatizó el jefe de Estado durante acto de saludo al cuerpo diplomático residente en la República de Colombia.
     
    El presidente Gustavo Petro Urrego afirmó este martes que para cumplir con la implementación del Acuerdo de Paz, firmado con las FARC en el 2016, es necesario cambiar algunas normas, incluidas aquellas que no permiten acelerar la Reforma Agraria para entregar tierras fértiles al campesinado.
     
    “¿Cómo no vamos a tener que cambiar la norma para hacer un Acuerdo de Paz? ¿Cómo se nos ocurre que el país que tenemos, con sus estructuras mentales políticas, económicas, puede ser capaz de hacer la paz en Colombia? La paz y el cambio son sinónimos”, dijo el jefe de Estado.
     
    Agregó que “no se puede, si se quiere resolver un problema, hacerlo con los mismos métodos que ha causado el problema”.
     
    Para soportar su afirmación, el presidente Petro se refirió a la implementación de la Reforma Agraria, primer punto del Acuerdo de Paz, que contempla la entrega de 3 millones de hectáreas de tierras productivas para los campesinos en los territorios.
     
    “Para que podamos hacer una Reforma Agraria, que yo adelanto solo van 200.000 hectáreas, porque estoy haciendo compras voluntarias de antiguos poseedores de tierra, hay que cambiar normas, y no son las de la expropiación, son las de la estimulación”, indicó.
     
    El mandatario hizo las afirmaciones durante el evento de saludo al cuerpo diplomático residente en la República de Colombia, que tuvo lugar en el Salón Bolívar de la Casa de Nariño.
     
    ‘Yo no quiero reelegirme’
     
    En ese contexto, manifestó que hay un sector de la dirigencia política del país que se opone al cambio so pretexto de un supuesto interés del presidente de querer reelegirse.
     
    “Tenemos ante nosotros un poder que no quiere la paz y para hacer comprender ese mensaje a la gente y llevar a la gente a la imposibilidad del cambio, entonces dice que yo quiero reelegirme. Ellos sí se reeligieron. Los que me critican sí se reeligieron. Yo no quiero reelegirme”, enfatizó.
     
    Además, aseveró que ese sector del poder en el país se opone a las reformas que el Gobierno del Cambio viene impulsando en el Congreso.
     
    “Esa realidad de lo que han llamado el sindicato del pasado, de los expresidentes” tratan, “a como dé lugar, de no permitir que haya una reforma a la salud, a las pensiones, la reforma agraria, a la educación, que no cambie el país bajo la legitimidad de los cambios que dice la Constitución Nacional”, recalcó.
     
    Manifestó que son los mismos que dicen “no a una constituyente, no al poder constituyente”.
     
    En ese contexto, el jefe de Estado dijo que en este momento no es apropiada una Asamblea Constituyente, pero en el futuro sí podría ser útil para lograr la paz.
     
    “No niego esa posibilidad en un futuro, porque el poder constituyente tiene que expresarse tal cual como cuando los liberales y conservadores hicieron la paz, para poder hacer la paz hoy”, concretó.
    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *