Luto en Colombia, murió el cantante y compositor Lisandro Meza

En la tarde de este sábado 23 de diciembre se confirmó la muerte del maestro Lisandro Meza, uno de los más grandes exponentes de la música sabanera, la cumbia y el porro, así lo confirmó la Clínica Especializada La Concepción de Sincelejo, en Sucre, en donde estaba hospitalizado desde el 6 de diciembre.

“Clínica Especializada La Concepción lamenta informar el sensible fallecimiento del Maestro Lizandro Meza Márquez, juglar de la música sabanera, la cumbia, el porro y el vallenato y divulgador de la música colombiana ante el mundo, y expresa sus sentidas condolencias a la familia y admiradores por la irreparable pérdida”, aseguró la institución.

Por otro lado, enfatizaron en el legado musical del maestro Lisandro Meza “permanecerá ligado a nuestra cultura haciendo honor a su trayectoria y aporte a la difusión de las raíces costumbristas”.

Según se ha podido conocer, Meza comenzó a tener fuertes dolores de cabeza, que poco a poco fueron aumentando, afectando directamente su salud. Sus familiares decidieron llevarlo al médico y lograron detectar los indicios a tiempo, sin embargo, después de varias horas luchando por su vida, falleció.

Cabe recordar que se encontraba retirado de los escenarios desde que se inició la pandemia por el Covid-19, tras lo cual no volvió a actuar con su agrupación (Los hijos de la Niña Luz) con la que recorrió diversos países del mundo.

Desde su infancia en el pueblo natal, Meza demostró un talento musical innato. A la temprana edad de 13 años, ya dominaba varios instrumentos, incluyendo el acordeón, el piano, la guitarra, entre otros. Fue en este período que se convirtió en el alma de las parrandas locales, cautivando a amigos y vecinos con su destreza interpretativa y la habilidad para tocar una variedad de géneros musicales.

A lo largo de sus más de 50 años de carrera, Lisandro Meza se consagró como una figura clave en el vallenato, explorando distintos estilos como la cumbia, el porro y el paseo. Su versatilidad musical quedó plasmada en los cerca de 110 discos que grabó, dejando una huella imborrable en la escena musical colombiana.

Conocido como «El Macho de América», Meza participó en el Festival de la Leyenda Vallenata desde 1969, donde, a pesar de no obtener puestos destacados, conquistó los corazones del público, ganándose el título de ‘El Rey sin corona’. En 1975, obtuvo el segundo lugar en el festival y más tarde fue reconocido como Rey Sabanero del Acordeón en Sincelejo.

Lisandro Meza fue parte del icónico grupo Los Corraleros de Majagual, compartiendo escenario con destacados músicos vallenatos. Canciones como «Los sabanales», «Senderito de amor», «El hijo de Tuta» y «Para político no» se convirtieron en himnos que resonaron en todo el país.

A lo largo de su carrera, Meza recibió diversos apodos como El Rey de la Cumbia, El Rey Sabanero del Acordeón, El Sabanero Mayor y El Sabanero del Acordeón, reflejando el respeto y admiración que sus colegas y fanáticos le profesaban.

La música vallenata llora la pérdida de uno de sus grandes maestros, pero el legado de Lisandro Meza perdurará en las notas y acordes que dejó para el disfrute eterno de quienes aman la riqueza cultural de Colombia. Su partida deja un vacío en la escena musical, pero su música vivirá para siempre en el corazón de quienes aman el vallenato auténtico.

Su trayectoria comenzó en 1954 en la finca de su padre, cantando y tocando varios instrumentos como el piano, la guitarra, el bajo y el acordeón.

Lisandro Meza Márquez, de 86 años, nació en el corregimiento El Piñal, municipio Los Palmitos, Sucre, 26 de septiembre de 1937. Era acordeonista, cantante y compositor, con más de 50 años de carrera musical en la cual grabó alrededor de 110 discos en diferentes ritmos: cumbia, porro, paseo y vallenato.

Entre sus éxitos más sonados se encuentran Saludo, grabada en 1959, canción que lo hizo muy popular.

Posterior a este le siguieron otros éxitos como La gorra no se me cae (1963), La miseria humana (1976), Entre Rejas (1977), El guayabo de la ye (1978), Baracunatana (1981) y Estás pillao (1982), canciones que en su mayoría se convirtieron en parte del folclor colombiano y son comunes en el conjunto musical Los Corraleros de Majagual desde 1961, con quienes participó en canciones como Suéltala pa que se defienda, Hace un mes, La flaca de Vitola, entre otras.

Lisandro Meza en 1965 formalizó su propio conjunto para amenizar bailes y fiestas tradicionales. Sin embargo, continuó integrando el grupo de Los Corraleros bajo la dirección de Manuel Cervantes y como acordeonista titular.

Compartió su vida artística con Los Coraleros del Majagual, de la que fue parte junto con Alfredo Gutiérrez, Calixto Ochoa, Eliseo Herrera, César Castro, Nacho Paredes, Lucho Argaín, Julio Herazo, Chico Cervantes, Rosendo Martínez, Enrique Bonfante, Tobías Garcés y Manuel Cervantes.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *