• Las mejores maneras de cuidar las relaciones en tiempos de pandemia

    Las relaciones humanas son más importantes que nunca. Si bien es lo que sostiene el equilibrio mental y emocional del mundo, desde el covid-19 nos hemos dado cuenta de la forma en la que debemos atender al otro, estar para él en la medida de lo posible y cuidar de los detalles para que el amor no se marchite.

    Sin importar si hablamos de una unión romántica, familiar o de amistad, lo cierto es que se hace preciso el mimo, las ganas y evitar esa ausencia de detalles que nos mantiene en el día a día con igual actividad de hace solo unos años. Con todo a su favor, ¿por qué no íbamos a querer proteger a quien importamos?

    ¿Cómo podemos cuidar una relación tras la pandemia?

    Muchas personas (quizás demasiadas) han tenido que verse amenazadas por una pandemia para descubrir la importancia de tener a los más queridos cerca. Esto, que igual no deja de ser triste, ha hecho que se recapacite sobre las relaciones y/o la manera en la que las estábamos viviendo hasta la fecha.

    Así, desde experimentar el sexo de otra manera hasta ver qué es lo que podemos hacer para mejorar en diferentes campos se da como válido y es que son muchos los puntos que tenemos a favor si queremos hacer las cosas bien. A continuación, para  cambiar de hábitos, damos algunos consejos:

    Cuidar los detalles

    El cuidado de los detalles en las relaciones es fundamental. Un 90% de la población espera a que sea un día especial (cumpleaños, aniversario, Navidad, etc) para hacer regalos grandes y caros pero, si nos olvidamos del día a día, de nada valdrá todo lo que hagamos en fechas señaladas.

    Recuerda, además, que las acciones inmateriales están por encima de todo lo que compras y es aquí donde debemos cambiar de perspectiva si a lo único a lo que aspiramos es a que nos quieran por lo que pagamos por una cena, un bolso o cualquier otro elemento que podamos justificar con el bolsillo.

    Hacer planes en pareja

    Los planes en pareja avivan cualquier relación. La rutina o el aburrimiento con el otro es algo que debemos evitar porque, si nos sumergimos aquí, estaremos cavando nuestra propia tumba y será muy complicado salir de ahí. El deporte, los viajes o salir a cenar pueden ser actividades con las que todo cambie.

    Disfrutar del momento

    Aunque es positivo tener planes para el futuro, no debemos dejar que estos colapsen el presente que vivimos. La pandemia nos ha enseñado cómo hay que estar hoy sin pensar demasiado en lo que queda por venir. Carpe Diem sigue siendo la mejor filosofía de vida que se pueda tener. ¿La aplicas?

    Mejorar la comunicación

    La comunicación es necesaria en cualquier tipo de relación y es que sin ella jamás sabremos qué es lo que quiere el otro o si hay algo de nosotros que no le gusta. Evitando los ataques y expresando lo que sentimos nos irá mucho mejor que si caemos en el bucle de la crítica y/o la indiferencia.

    Decir “te quiero”

    Por sorprendente que parezca, nos olvidamos a menudo de decir “te quiero» y es una expresión que lo define todo. Aunque los gestos son mucho más útiles que las palabras, lo cierto es que éstas siempre ayudan para completar qué es lo que queremos decir al otro o la manera en la que se debe sentir. Por lo que, ¿por qué sentir vergüenza con esto la próxima vez?

    Las nuevas tecnologías, un oasis en tiempos de pandemia

    El cuidado de las relaciones es fundamental y, con esto, han hecho mucho las nuevas tecnologías ante la pandemia que sufrimos en todo el mundo. Gracias a ellas, nuestros amigos, familiares y/o parejas han estado conectados con nosotros, sintiendo que estábamos ahí y que nuestras ganas eran verdaderas.

    En lo romántico, las aplicaciones nos han servido incluso para cambiar nuestras maneras de tener sexo y es que, además del consumo de contenido para adultos, se sabe que aumentaron las descargas de programas desde los que podíamos tener una conexión íntima con el otro.

    Enriqueciendo de alguna manera el contacto humano (al menos en lo que a sentir de cerca se refiere) las nuevas formas de comunicación han sido mucho para nosotros, para esas personas que sí que quieren cuidar del que aman por encima de todas las cosas. Así, como ayuda única, nos encontramos ante métodos que debemos tener en cuenta.

    En cualquier caso, más allá de las nuevas tecnologías y de lo que han supuesto en nuestras vidas, se hace fundamental el cuidado desde dentro, desde el cariño interior y la atención a la persona que queremos. Esto, que se consigue con los detalles del día a día, es mucho más sencillo si ponemos todo de nuestra parte. ¿Vas a seguir quedándote de brazos cruzados?

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.