Gracias muerte, gracias vida

Curva, en subida, dos camiones, uno baja raudo otro sube y un pequeño carro familiar que los atraviesa por la mitad. Muerte inminente. Pero el auto logró pasar. ¿por qué no morimos? sí, porque No era el momento de ninguno, ok, pero ¿y por qué no lo era, por qué el de otros si lo es?

Hace algunos años pasé la presunta mitad biológica de ésta existencia. He enterrado gente. Asesinados –esa anormalidad normalizada en Colombia-. A personas, como mi madre, que han pasado la barrera de los 80 y al entrar en fase “cascara de huevo” ante la menor fragmentación han decaído hasta despedirse. Pero también he conocido quienes sobreviven a 9 balazos en su cuerpo, a accidentes automovilísticos brutales; he despedido a jóvenes como Nancy Pato, mi mejor amiga, un año menor que yo a quien un cáncer le abrió la puerta al descanso. Hace meses otra conocida, sin cumplir los 40, partió. Al pasar el dolor, nunca el vacío que dejan quienes queremos, queda una certeza: estaban listos para irse, y se fueron. “Ya habían hecho la tarea”.

Soy un convencido entonces de que las personas abandonan ésta presencia física en el momento exacto en que deben hacerlo. Ni un segundo antes, ni después. Por ello hay intentos de suicidio, o de homicidio. Muchos sólo nacen y viven el lapso suficiente. Si el ser ya ha vivido todo aquello que debía vivir, todas las bendiciones, las pruebas, sensaciones agridulces de su encarnación, simplemente será innecesario seguir aquí y partirá: descansará en paz.  Pero si aún le falta, esas fuerzas que aún no entendemos, pero sentimos, percibimos que existen, evitarán que parta.  Todos conocemos ejemplos de personas que debieron fallecer y no lo hicieron: “no era su momento”.

“La muerte es natural, Morimos cada día desde el momento en que nacimos, Duele que se vayan los seres que estimamos, Ese dolor también es natural, Tal vez lo único q le podemos pedir al universo es el derecho a una muerte digna, q en esencia, es una muerte rápida. GRACIAS VIDA, GRACIAS MUERTE” https://www.facebook.com/Emocionyespiritu/photos/a.1502777413358637/2232534280382943

En el auto íbamos hacia Yarumal mi esposa, mis dos hijos (menores) y yo. Pasábamos veloces, o mejor: “Huíamos”: desafortunadamente ese es el termino, del bajo cauca antioqueño, donde el día anterior habían sido encontradas dos cabezas, y ese día –lo sabríamos luego- asesinado 3 personas. Una zona hermosa, donde dolorosamente las guerras se reciclan, https://twitter.com/OrlandoParraG/status/1217942114677424129

En fin, habrá que vivir entonces… habrá que amar más, servir más, apoyar más… disfrutar más…tal vez sólo se nos ha recordado que en cualquier momento nos vamos…que tenemos tareas pendientes…por cierto, nada tiene que ver con la edad: si la edad de la tierra es un tema intrascendente en el universo, menos aún lo es la de nano partículas como nosotros… ya sabemos que la muerte está ahí, que es inminente, la pregunta es qué haremos entonces con nuestras vidas… con lo que queda de ella…qué haríamos hoy con nuestro tiempo si tuviéramos la certeza de que mañana moriríamos…haré mi ejercicio, lo invito a hacer el suyo.

TRINO: La nueva tala de un árbol nos volvió a recordar varias cosas: Que tenemos muy pocos árboles en el área urbana (https://ciberplural.blogspot.com/2019/01/arboles-oxigenoy-el-olaya-arboles.html) y que por más que se diga que se siembran otros, los que hay son irremplazables.  Que tenemos una proliferación de vallas en la ciudad –ésta era de PARE- algunas pegadas la una de la otra lo cual es tanto contaminación/estrés visual como ilegal. Y que el nuevo alcalde ha dicho: “Los principios de nuestro gobierno van a ser el orden y la autoridad” ¡que así sea!

Instagram.com/opinionorlandoparrag –  Facebook.com/orlandoparragopinion twitter.com/orlandoparrag

Compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *