En el 2014, Risaralda registró 262 hospitalizaciones por insuficiencia real

renalLos malos hábitos alimenticios basados en altos consumos de sal, azúcares y grasas saturadas, así como la ingesta de alcohol y cigarrillo aceleran el proceso de deterioro de los riñones.

Así lo señaló la Secretaria de Salud de Risaralda, Lina Beatriz Rendón Torres, quien agregó que durante el 2014 se registraron 262 casos de hospitalizaciones por insuficiencia renal, mientras que en el 2013 esa estadística fue de 365.

Estas cifras fueron dadas a conocer en el marco del Día Mundial del Riñón que se celebra hoy jueves 12 de marzo. El objetivo de esta celebración es promover la salud renal a partir de la prevención. De acuerdo con Rendón Torres el principal obstáculo en la lucha contra este mal es el bajo nivel de información en la ciudadanía. “Por eso es prioritario que se tome conciencia sobre la importancia de mantener hábitos de vida saludable y que se sepa que la enfermedad renal es frecuente y grave, pero prevenible y tratable”, anotó.

Cuando los riñones se deterioran no filtran los desechos ni el exceso de agua en la sangre. Este es un problema que avanza de forma silenciosa en el organismo de los pacientes que la padecen. “Generalmente son personas que tienen antecedentes familiares de la enfermedad, los diabéticos, los hipertensos y los que tienen algún problema en las vías urinarias”, señaló el director de Salud Pública del Departamento, Cristián Herrera Giraldo.

Los problemas renales se pueden detectar de forma temprana mediante dos exámenes: una prueba de orina y una de creatinina en sangre.

Cuando la enfermedad avanza sin ser detectada la persona experimenta un cambio en la frecuencia en la orina y en ocasiones la desecha espumosa, con sangre o de color oscuro. También se presenta hinchazón de cara, pies, estómago u otras partes del cuerpo; pérdida de apetito o náuseas; sabor desagradable en la boca; cansancio, debilidad, dificultad de concentración y dolores de cabeza.

De acuerdo con la Asociación Colombiana de Nefrología uno de cada diez colombianos puede tener algún grado de enfermedad renal. Es decir, alrededor cuatro millones y medio de personas. Más de veinte mil se encuentran en tratamientos de diálisis y hay cerca de 3.500

Compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *