El Rey Pelé, Edson Arantes do Nascimiento, sinónimo de Brasil durante décadas

Pese a fallecer este jueves a los 82 años, Edson Arantes do Nascimento no podrá llevarse con él a su «alter ego», Pelé, el «Rey» del fútbol, quizás el brasileño más conocido en todo el planeta y cuyo recuerdo perdurará porque es eterno.

(Xinhua/Giacomino/ROPI/ZUMAPRESS)

RÍO DE JANEIRO – Xinhua / En tiempos de internet y de las redes sociales, convertirse en alguien conocido en todo el mundo no es algo extraordinario, pero sí lo es lograr mantener esa popularidad 43 años después de dejar la actividad por la que uno se hizo famoso.

Edson Arantes do Nascimento lo logró o, mejor dicho, Pelé lo logró.

Durante muchos años, Pelé fue el «gran embajador» de Brasil en todos los continentes. Cuentan los brasileños que viajaban al exterior que cuando no sabían hablar el idioma local y se veían en una situación complicada, les bastaba identificarse diciendo «Pelé, Brasil» y, entre sonrisas, las cosas se resolvían.

Edson Arantes do Nascimento nació en Tres Corazones, una pequeña ciudad del estado de Minas Gerais, hijo del jugador de fútbol Dondinho, un delantero a quien una lesión en la rodilla le interrumpió la carrera en su primer partido por el Atlético Mineiro meses antes del nacimiento de Pelé.

Sin conseguir volver jamás al fútbol de primer nivel, Dondinho jugó en equipos del interior de Minas Gerais y Sao Paulo.

Pelé recibió el nombre de Edson por un error tipográfico. En realidad, su padre quería llamarlo Edison en honor a Thomas Alva Edison porque el día en que nació, 23 de octubre de 1940, se instaló la luz eléctrica en el barrio en que vivían.

Más adelante, Dondinho y su familia se instalaron en la ciudad de Bauru, en Sao Paulo. Allí se incorporó al Bauru Atlético Club, en el que Edson, que ya tenía un apodo, Pelé, cuyo origen nunca fue confirmado oficialmente, empezó en el fútbol juvenil.

En 1956 y con tan solo 15 años, el técnico del Bauru, Waldemar de Brito, lo llevó al club Santos, donde jugaría toda su carrera en Brasil hasta 1974.

En ese período, ayudó el equipo a conquistar 10 títulos regionales, seis campeonatos nacionales, además de dos Copas Libertadores y dos mundiales de clubes (1962 y 1963).

En 1969 marcó su gol número 1.000, al ejecutar un penal contra el carioca Vasco da Gama, en el icónico estadio Maracaná, de Río de Janeiro.

Artillero del club ya en la temporada de 1957, fue convocado por la selección brasileña y empezó su vida de popularidad a los 17 años, cuando destacó en su primer Mundial en Suecia 1958, conquistado por Brasil.

Único jugador del mundo en tener en su palmarés tres mundiales (1958, 1962 y 1970) y el más joven en alzarse con una copa (Suecia 195), Pelé anotó 1.281 goles, un récord no alcanzado hasta hoy pese a que se retiró definitivamente en 1977, tras jugar dos años en el New York Cosmos, donde fue fichado para ayudar a la expansión del fútbol en Estados Unidos.

Fue elegido el «Atleta del Siglo XX» por el Comité Olímpico Internacional, aunque jamás participó en unos Juegos Olímpicos, y como «Mejor Futbolista del Siglo XX» por la FIFA.

En 1994 fue nombrado Embajador de Buena Voluntad de la ONU y entre 1995 y 2001, ejerció el cargo de ministro de Deportes de Brasil durante el gobierno de Fernando Henrique Cardoso.

Además del fútbol, Pelé compuso canciones, cantó con estrellas de la música popular brasileña y participó en varios filmes, a veces haciendo de él mismo y otras no, como en la película «Escape a la victoria», con Sylvester Stallone y en la que participó también el futbolista Bobby Moore.

Astro en una época en la que el fútbol no tenía los contratos y sueldos millonarios actuales, Pelé ganó más dinero después de colgar las botas como rostro de decenas de campañas de publicidad de productos de varias marcas.

En los últimos años, sus problemas de salud, especialmente renales, hicieron que fuera ingresado varias veces, mientras que los de cadera lo obligaron a trasladarse primero con muletas y luego en silla de ruedas, lo que le hizo rechazar invitaciones como la de encender la antorcha olímpica en los Juegos de Río 2016.

En 2021, Pelé fue sometido a una cirugía para extirparle un tumor cancerígeno en el colon, pero tuvo que continuar con el tratamiento para evitar la expansión de la enfermedad. A principios de año se le diagnosticó metástasis en el intestino, pulmón e hígado.

El pasado 29 de noviembre fue ingresado en el Hospital Israelita Albert Einstein de Sao Paulo, desde donde vio el Mundial de Qatar y los homenajes que le hicieron.

Su salud fue empeorando hasta morir este jueves de una falla múltiple de órganos.

Pelé deja seis hijos y a su esposa Márcia Aoki, con quien estaba casado desde 2016. De su primer matrimonio, con Rosemeri Cholbi, nacieron Kelly Cristina, Edson (Edinho, actual técnico del Londrina) y Jennifer. El ex jugador también es padre de los gemelos Joshua y Celeste, de su segundo matrimonio con la cantante y psicóloga Assíria Lemos Seixas.

En la vida de Pelé también hubo polémica, la de su paternidad de Sandra Machado, hija de una trabajadora doméstica con quien el deportista habría tenido una aventura y que logró el apellido Arantes do Nascimento en los tribunales tras pruebas de ADN.

Sí reconoció a Flavia, la hija que tuvo con la periodista Lenita Kurtz en 1968 y que, con su hermanastra Kelly, estuvo con él en su cuarto en el Hospital Albert Einstein durante toda su hospitalización.

Durante toda su vida, Edson habló de Pelé en tercera persona. «Pelé es perfecto, Edson es una persona como otra cualquiera», solía decir.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *