• César Gaviria: por fin lo traicionaron

    Para César Gaviria lo más duro ha sido el golpe a su ego, no tanto porque Alejandro Gaviria lo abandonara sino porque cometió un serio error de cálculo político.

    Ni en sus peores pesadillas el director del Partido Liberal se imaginó que su consentido le saldría con semejante respuesta.

    César Gaviria se ha pasado toda su vida política traicionando a sus fieles seguidores. Y esa traición nace de su gran capacidad de manipulación que ha ejercido con éxito lanzando al vacío cuando le convenía, a personas que creyeron en su buena fe. Por ejemplo, sería interesante conocer cómo se siente Humberto de la Calle cuando ahora se sabe que el expresidente le había dado a Alejandro Gaviria la posibilidad de convertirse en jefe del Partido Liberal para potenciar su candidatura, cuando a Humberto nunca le dio esa oportunidad que le habría permitido lograr mucha mayor votación en la campaña anterior. Curiosa decisión del jefe del partido que le explotó en la cara.

    Más que analizar la decisión de Alejandro Gaviria porque su desarrollo positivo o negativo solo lo dirá el tiempo, lo interesante es tratar de dilucidar no solo lo que le pasó al expresidente con lo que sin duda entendió como una traición, sino el enredo en que quedó el Partido Liberal totalmente dominado por él. Sin saber los detalles, lo que se conoce es que el expresidente fue uno de los grandes promotores de la candidatura de Alejandro acompañado por empresarios con gran influencia en la Universidad de los Andes.

    No se equivocaron en ver en este candidato a alguien fresco, inteligente que podría ser la estrella de esta confusa campaña presidencial. Sin negarle ni mucho menos todas sus virtudes la verdad es que hasta ahora su futuro no es claro como no lo es el de ninguno de los precandidatos con la excepción de Gustavo Petro. Abrirle las puertas de esa manera el Partido Liberal no le había pasado antes a ningún precandidato y por ello el expresidente sentía que aun en medio de dificultades, tenía una apuesta segura. Lo único que no se imaginó es que le tiraran la puerta en las narices de la manera más dura posible para él, abandonándolo y yéndose a las toldas de sus enemigos. Ni en sus peores pesadillas el director del Partido Liberal se imaginó que su consentido le saldría con semejante respuesta.

    Pero además del dolor que significa una traición lo más grave es que se le enredó el partido que ha manejado como su feudo con una cantidad de seguidores sin peso porque los que sí tenían reconocimiento en su gran mayoría lo han abandonad. Se rumora que hay mucha presión interna dentro de esa colectividad para que salga ya con un candidato y que este sería Alejandro Char. Perfecto: se consolida la viejísima política corrupta, con el escándalo del ministerio de las TIC, con la compra vergonzosa de votos en la campaña presidencial anterior, y con la imagen chabacana de este candidato que pocos lo ven más allá de ser alcalde de Barranquilla. Todo la plata del mundo es cierto y mucho apoyo en su ciudad y departamento y sin duda con los votos de perversos clanes costeños que ya se conocen de sobra en la Guajira, el Cesar, el Magdalena, etc…

    En síntesis, se le enredó la vida política a César Gaviria, pero lo más duro ha sido el golpe que ha recibido su ego. No tanto porque Alejandro Gaviria lo abandonara porque dados los movimientos actuales podía quedar su candidatura en el limbo sino porque cometió un serio error de cálculo político. Si alguien podía demostrar una historia exitosa por medir muy bien las oportunidades de poder, era precisamente él. Desde que le cayó del cielo la oportunidad de ser presidente de Colombia, su historia no solo de éxitos políticos sino económicos ha sido imparable. Pero así es la vida, por fin alguien lo traicionó.

    Compartelo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *