• CARDER le apuesta al manejo planificado del río La Vieja

    Luego de varios meses de trabajo continuo, la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, CARDER, adoptó el Plan de Ordenación y Manejo de la Cuenca Hidrográfica, POMCA, del Río La Vieja, sobre la cual también tienen injerencia la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, y la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC.

    La cuenca del Río La Vieja, con algo más de 280.000 hectáreas de superficie y una población superior al millón de habitantes, constituye un importante referente de ordenamiento territorial y una gran oportunidad para desarrollar acciones conjuntas entre las tres las autoridades ambientales, lo que permitirá avanzar, de manera efectiva, en la gestión ambiental compartida para los departamentos de Risaralda, Quindío y Valle del Cauca.

    “Este POMCA había sido aprobado desde el mes de mayo, pero su adopción se hace efectiva luego de que se verificaron los ajustes acordados por las partes involucradas, específicamente con relación a la zonificación y la cartografía resultante de dicho proceso”, afirmó Martha Mónica Restrepo Gallego, Directora (e) de la CARDER.

    Sumado a lo anterior, los ajustes al POMCA del Río La Vieja (formulado en el 2008), se orientaron básicamente en incorporar temas como: gestión del riesgo, revisión y ajuste de la zonificación ambiental, así como el componente programático.

    Este acuerdo se convertirá en un instrumento de superior orden jerárquico frente a otros instrumentos de planificación como son los Planes de Ordenamiento Territorial, razón por la cual se invita a las administraciones municipales a su reconocimiento y a la inclusión de los componentes Programático, de Zonificación y Gestión del Riesgo, de manera que se pueda dar cumplimiento al mismo en los términos previstos por la normatividad vigente relacionada con el tema.

    Es preciso resaltar que, el POMCA del Río La Vieja es el tercero aprobado por la autoridad ambiental de Risaralda, ya que están en marcha los ríos Otún y Risaralda.

    En consonancia con lo señalado, la CARDER estará pendiente de la implementación de los POMCA de Risaralda, e invita a los Consejeros de cuenca, así como a los diferentes actores con presencia en los territorios, para que se conviertan en gestores y veedores permanentes del cumplimiento de los proyectos y acciones previstas en dichos instrumentos de planificación.

    Compartelo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *