Calificadoras no se ponen de acuerdo sobre el futuro de Colombia

RAM / Dos de las más importantes calificadoras de crédito en el mundo tienen visiones radicalmente opuestas sobre el futuro de la economía colombiana y, más aún, sobre las posibilidades de una rebaja a la nota.

Moody’s es optimista sobre el futuro de Colombia y alejó el fantasma de una rebaja a la calificación. En contraste, Fitch Ratings lanzó duras críticas al Gobierno, sugirió que la política fiscal del país está perdiendo credibilidad y puso en negativo la perspectiva del país. Ambas agencias mantuvieron la nota de Colombia sin cambios.

“Los mercados financieros internacionales tienen confianza en la economía colombiana que ya empieza a mostrar resultados de recuperación”, dijo el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

El optimismo de Moody’s

«La recuperación económica y los esfuerzos de consolidación fiscal de la actual administración probablemente estabilizarán el nivel de deuda del Gobierno», señaló Moody’s en un comunicado.

La calificadora espera que la recuperación económica continúe gracias a una mayor inversión de la empresa privada y a un mayor nivel de consumo de los hogares.

Por otro lado, espera que el déficit fiscal se mantenga por debajo del 3% del PIB en los próximos años a pesar de la reducción de los impuestos a las empresas que implicará un reto fiscal en el año 2020.

Las alertas de Fitch

Para Fitch, la reforma tributaria del año pasado perdió aspectos esenciales durante su paso por el Congreso y solo recaudará una parte de lo que necesita el Gobierno, lo que llevaría a nuevos ajustes fiscales el próximo año.

«Las frecuentes revisiones al presupuesto de mediano plazo en los últimos años, la reciente dilución en el Congreso de medidas que eleven el ingreso por impuestos en medio de unas rígidas necesidades de gasto y de relativamente pocos amortiguadores fiscales están reduciendo la credibilidad de la política fiscal de mediano plazo», señala el informe de Fitch.

Para la entidad, los esfuerzos contra la evasión no son suficientes y el Gobierno planea vender algunos activos del Estado para llenar el hueco fiscal.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *