2.286 personas pierden la vida cada año por cocinar con leña o carbón

RPTV / Judith Escobar, es una mujer que se gana la vida como cocinera en el corregimiento de Tobia, perteneciente al municipio de Nimaima en Cundinamarca y a quien se le murió su cuñada, otra cocinera como ‘Doña Judith’ como se le conoce en su natal Tobia, quien murió a causa de cocinar con leña. 

Según datos suministrados por la Organización Mundial de la Salud, la exposición al humo afecta particularmente a mujeres y niños, que son quienes pasan la mayor parte del tiempo cerca del hogar.

Hoy ‘Doña Judith’, es una de las beneficiarias de la llegada del gas natural domiciliario a su municipio, que hace parte de una estrategia de la administración departamental para llevar el gas a los 116 municipios del departamento.

La familia de Judith era uno de los 1’200.000 hogares colombianos que utilizaban leña como fuente para su subsistencia en el país, de los cuales se presentaron más de 2.000 muertes asociadas a la contaminación del aire interior. Con la sustitución de fogones tradicionales de leña por estufas eficientes es una medida que aporta a la meta del país en la definición de la Contribución Nacional Determinada en el marco del Acuerdo de París, el cual consiste en una reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero de un 20% para el 2030.

A Judith Escobar y a los paisanos de su su pueblo, les cambió el panorama con la llegada del gas natural, iniciativa que ha beneficiado a más de 16.000 hogares en todo el departamento, ofreciéndole a sus habitantes una mejora en su calidad de vida.

“Se ha llegado a 16.000 hogares o familias o unidades productivas, la meta era del 78% de esta cobertura y la cobertura la fecha está en 91%. Es decir que se ha sobrepasado las expectativas”, dijo Pablo Yesid Fajardo Benitez, Secretario de Minas, Energía y Gas de Cundinamarca.

A sus 46 años, ‘Doña Leña’ como es conocida por sus vecinos, da gracias a la llegada del gas natural a su pueblo, que le cambió a ella y su comunidad la forma de vida. “Haber cambiado todo lo de cocinar con humo, con leña y venir a tener ya el beneficio de esto, pues es muy bueno para la salud de todos”.   

Con la llegada de este hidrocarburo a todos los hogares cundinamarqueses y que representa un giro de 180 grados para esta región que se ubica como la primera en el país en ofrecer gas domiciliario a todos sus habitantes que verán una mejora en su calidad de vida.     

Ahora a doña Judith y a millones de colombianos con la llegada de este servicio básico, no se les volverá a repetir las trágicas historias como la que tocó a las puertas de la familia de esta tobiana a quien la cocina de leña las dejó sin un ser querido.

Compartelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *