Pereira - Risaralda - Colombia - 2017 /

Una semana de golpes altos y bajos

RUBEN DARIO MEJIA SANCHEZ

La semana que acaba de terminar fue buena y mala para unos y otros en el mundo de la política, fueron muchas las cosas que sucedieron y que pueden dar pie a lo que puede ser la temporada electoral que acaba de despegar con la inscripción de algunos candidatos y las aspiraciones de otros.

No hay nada claro en cuanto a lo que sucederá con los pesos pesados de la política colombiana; porque el Partido Liberal se irá a consulta, lo mismo hará el Centro Democrático y el candidato Germán Vargas Lleras habla de firmas, mientras que se habla de coaliciones en los mentideros políticos.

No faltan los osados, como los que hacen encuestas que se atreven a dar puntajes de X o Y candidato, sin que este siquiera esté en el punto de partida, con miras a suceder a Juan Manuel Santos, el presidente que ha tratado de hacer y que más garrote ha recibido, no solo de la oposición sino de todos los sectores, en especial de los menos informados.

Se habla de polarización y polarización, por todo lo que ha sucedido y muchos creen que esto no dará el paso definitivo hasta que el ex presidente y congresista Álvaro Uribe Vélez no dé el visto bueno a quien será su candidato para llegar a la Casa de Nariño. Se habla de acercamientos con Germán Vargas Lleras por parte del Centro Democrático, lo que ha llegado a calificarse como un acto de inmadurez y de riesgo, porque puede suceder de todo hasta perder las aspiraciones de un lado o del otro.

A Sergio Fajardo ya le pusieron trabas en la rueda delantera y Petro está callado, lo que quiere decir que de un momento a otro dará un zarpazo que de un momento a otro deje a todo el mundo callado.

Las FARC pusieron a temblar a más de uno, cuando se atrevieron a decir que se lanzarían con candidato propio a los próximos comicios electorales, lo que sería un suicidio político para ellos, que apenas están en el camino de mostrarse en la arena política y conquistar a los electores, porque como están las cosas lo que harían, y espero no equivocarme, es hacer el ridículo.

El Polo Democrático piensa hacer muchas cosas con Jorge Robledo y según me decía Jaime Dussán esta semana, ellos estaban seguros del triunfo con la unidad de la izquierda, que según él tiene bastante poder.

Del resto de candidatos no se sabe que decir, son muchos, unos conocidos y otros desconocidos, pero creemos que a la hora de la verdad el enfrentamiento va a estar entre el candidato del presidente Santos, de quien diga Álvaro Uribe, de Germán Vargas Lleras y del resto; es decir, no sabemos nada de nada en cuanto a lo que vaya a suceder en las elecciones del mes de mayo del 2018.

Germán Vargas Lleras ha venido haciendo su jugada política desde la Cámara de Representantes, en donde posiblemente el quemado vaya a ser Rodrigo Lara, con quien quise hablar este fin de semana para conocer su posición sobre la solicitud que le han hecho de dejar a un lado la Presidencia de la Cámara Baja mientras se estudia lo referente a la JEP y a otras cosas que tengan que ver con la paz; mientras que el presidente Santos le dijo en su propia cara que los acuerdos de La Habana, del Teatro Colón y de Cartagena se cumplirían por encima de todo.

El Jefe de los colombianos estaba feliz, como dicen las señoras, estaba pletórico de felicidad, porque horas antes la Corte Constitucional había dado su fallo sobre la forma en que quedaban protegidos los acuerdos por tres periodos presidenciales, lo que quiere decir que ni los amigos del no; que fueron postulados para el premio de líderes colombianos de la Revista Semana, ni los enemigos de la paz, ni los que están en contra del trabajo del Presidente Santos ni sus colaboradores podrán hacer nada; solo tener paciencia y maldecir pasito, mirar que va a suceder con el comportamiento de las FARC ya en la lucha política y derrotarlos en las urnas; porque en lo que tiene que ver con las fuerzas armadas estas tienen la orden de continuar para erradicar la violencia y el terrorismo del territorio colombiano y si es verdad que se cumple con los propósitos de la JEP no habrá impunidad y quienes infrinjan la ley y falten a lo acordado irán directamente a las cárceles.

La ONU entregó ya los deshechos de las armas de las FARC, que serán utilizados para tres monumentos en los Estados Unidos, La Habana y en Colombia. Todo esto es formalismo, lo que interesa es cumplir lo pactado y cumplirle al pueblo haciendo la verdadera lucha en el sector político, en donde se debe presentar proyectos y soluciones, no solo por las FARC sino por todos los sectores políticos.

Creo que fue una semana buena para el Gobierno, para los amantes de la paz, para la gente aburrida de más de sesenta años de violencia y de quienes tienen esperanza que se den las oportunidades de vivir en paz y de trabajar por el bien del país.

Una semana mala para quienes creyeron que el Proceso de Paz sería hecho trizas, los que no estuvieron de acuerdo como se hicieron las cosas y los que creen que aún son los que mandan en los destinos del país.

Fue una semana muy buena para la Selección Colombia de Fútbol que de la mano de José Peckerman logró una casilla para estar en el Mundial de Rusia 2018, de la mano de unos grandes guerreros y jugadores sin tacha que trabajaron y se esforzaron, que ganaron y perdieron y como todo humano, cometieron errores que en ciertos momentos se cayeron pero que lo importante es que se levantaron.

Una semana mala para los periodistas que elevan y endiosan a los jugadores y que dieron por terminado a Falcao y a James, este último a pesar de los errores cometidos en las últimas oportunidades mostró su calidad y que tiene madera para salir adelante.

Una semana mala para quienes no creen en el país, para los que les importa un cero al a izquierda la clasificación de Colombia y para los que olvidan que en Colombia de verdad hay verdaderos líderes en las ciudades, en los pueblos y en los campos.

rudames@gmail.com

Fuente / RAM.